Tarjeta de débito obligatoria: para los comerciantes el sistema aún es muy costoso

Comerciantes, prestadores de servicios y profesionales están obligados a aceptar pagos a través de tarjetas de débito. La medida, que rige desde este domingo 1° de abril y fue establecida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), recibió en general el apoyo de las principales cámaras de comercios, que consideran que la implementación del sistema estimulará las ventas y combatirá el negocio ilegal. Eso sí: hay quejas porque tienen que pagar el alquiler de los posnet y por el “costo excesivo” que les retienen por las operaciones al contado.

“Creemos que está muy bien porque puede facilitar mayores ventas y menor manipuleo del dinero en efectivo por la inseguridad”, afirma a Clarín Rubén Manusovich, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de la República Argentina. Y remarca: “Lo que habría que analizar es el costo del 1,1% para operaciones al contado. Consideramos que es excesivo y debería reducirse a menos de la mitad”.

El alquiler del posnet tiene un valor promedio por mes de $ 300. El año pasado hubo una campaña en la cual se entregaron gratis, pero después se empezaron a cobrar. “El alquiler del equipo tiene que ser sin costo porque el sistema en sí lo está cobrando”, asegura Manusovich.

Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados, declara: “Apoyamos totalmente la medida porque uno de nuestros grandes problemas es el comercio ilegal y el pago electrónico es una forma de formalizar las ventas”. Y también pone la lupa en el importe de la retención: “El dinero se acredita en forma inmediata, entonces no hay justificación para tener un gasto tan alto. Tendría que bajar a menos de la mitad inmediatamente. Los bancos tienen mucho poder y presionan para que eso no sea así”.

En el rubro de los kiosqueros no ven del todo positiva la aplicación obligatoria del posnet. “Estamos preocupados. Para nosotros es una contra si tenemos que cargar la SUBE con débito porque en algunos locales tenemos cero rentabilidad. Con la venta de cigarrillos también vamos a pérdida”, explica Adrián Palacios, presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina.

Sobre las multas, que oscilan entre $ 300 y $ 30.000 para aquellos que no cumplan con la normativa, desde la entidad que dirige Manusovich proponen “que no haya ningún tipo de castigo en los primeros tres meses hasta que el sistema esté debidamente aceitado y funcionando plenamente”.

Si bien hay muchos taxistas que tienen instalado el posnet, ellos dicen que no están obligados a acatar la medida. “A nosotros no nos corresponde porque el transporte de pasajeros está exento del IVA”, argumenta Jorge Celia, titular de la Sociedad Propietarios de Automóviles con Taxímetro. “Tenemos la obligación de dar un ticket, pero no una factura”, detalla. Y concluye: “Al margen de eso, hay libertad para usarlo. De hecho, hay muchos taxis que cuentan con posnet y cobran con tarjeta. Pensamos que es una manera de poder agilizar el pago y ponernos a tono con la tecnología”.

Como en otras medidas, el Gobierno eligió el gradualismo para concretar su intención de que todos los comercios y prestadores de servicios del país acepten tarjetas de débito. Ya había sido escalonado el cronograma que por más de un año fue tornando obligatoria la aceptación de los plásticos y que concluyó este domingo con la incorporación de los monotributistas de clases A a E (los que faltaban). Con el mismo método, ahora irán despacio con los controles, que al inicio serán visitas de advertencia.

“A partir de ahora, todos los comercios que vendan a consumidores finales, tanto productos o servicios, deben tener un dispositivo que permita abonar con tarjeta de débito”, confirmaron a Clarín en el organismo recaudador. Y recordaron que tienen previsto “iniciar las inspecciones para verificar el cumplimiento de esta medida, comenzando con visitas amigables de asistente fiscales para recordar que está vigente esta obligación”.

En el caso de que el contribuyente no esté en regla con la nueva exigencia, se le hará una advertencia. Y luego, en un plazo que aún no se determinó, comenzarían las sanciones. Según se informó, los infractores enfrentarán multas que pueden ir de los $ 300 a los $ 30.000. Y, en caso de reincidir, podrían ser clausurados. La gente ya puede denunciar los casos en la web de la AFIP.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/tarjeta-debito-obligatoria-comerciantes-sistema-costoso_0_BJOHfT09z.html